Dolor de hombro

27.10.2016

El dolor de hombro es una patología muy habitual y que sucede cotidianamente en nuestra sociedad, ya sea por motivos laborales, malas posturas, tirones, etc. pero que sin embargo, al igual que otras patologías anteriormente comentadas, las causas de ese dolor pueden ser muy variopintas. Ahora comentaremos las más habituales, pues no es cuestión de hacer una cátedra, sino exponer los motivos principales de consulta y su tratamiento desde mi visión personal.

Cinco motivos de consulta habituales:

Tendinitis (Bicipital, Manguito Rotador, Tricipital, Tenosinovitis, supraespinoso)

Capsulítis (adhesiva)

Bursitis (subacromial, deltoidea)

Nervio (síndrome compresivo)

Muscular (tensiones miofasciales)

- Visceral (por irradiación de piedras en vesícula o congestión de hígado)

Comentaré las más habituales. Aunque lo ideal es un diagnóstico radiológico, a veces no hace falta cuando los indicios y los test son más que claros e identifican la lesión.

La bursitis subacromial da molestias en abducción y rotación, a veces sin movimiento, puede ser causada por depósitos de calcio, osteofítos, o un pinzamiento.

La tendinitis bicipital da dolor anterior, limitación anterior y dolor en el surco bicipital. 

Los problemas en el manguito rotador, formado por 4 músculos (supraespinoso, infraespinoso, redondeo menor, subescapular) se dan por lo general por estrés de repetición en movimiento de abducción y rotación. También por enfermedades reumáticas.

La capsulitis adhesiva tiene su origen en un hombro congelado primario o secundario que dará dolor y rigidez.

El nervio del supraescapular tiene síntomas diversos, como debilidad en RE y abducción de los músculos infra y supraespinoso. Dolor puntual e irradiado.
Se puede deber a lipomas, quistes, ligamento escapular hipertrofiado. 

A mí personalmente me gusta testar primero la movilidad de la articulación para ver hasta qué punto se encuentra afectada. Una vez sabemos esa afectación, podremos determinar hasta qué punto esa afección es local o puede venir también influenciada por ATM o cervicales.

Trabajar la musculatura cervical y de espalda va a ser el comienzo, de manera localizada o con un TGO de hombro. También me gusta trabajar con protocolo de "Nicholas and Spencer", la repetición de todos los movimientos de la articulación ayuda a eliminar adherencias y a elongar musculatura contracturada. Finalizaremos la sesión con puntos de shiatsu ideales para descongestionar estructuras afectadas.

Sigo creyendo que hay un componente energético o genético que condiciona a esta lesión, pues hay gran cantidad de trabajadores como peluqueras o dentistas que sufren mucho de esta patología, y otras que para nada... por lo que creo que en este caso, tener una buena energía de hígado, es decir, alejarse de emociones de ira o frustración pueden ayudar a mejorar esta predisposición. Dietas ricas en azúcares o ácidas pueden llevarnos a procesos microinflamatorios en nuestra musculatura, por lo que comenzar con una dieta alcalina puede acelerar el proceso de curación.